Quaxar

– Identidad corporativa: ¿Te conocen o te reconocen?

La identidad corporativa es la imagen visual que representa a la marca, esta es creada para atraer la atención, aumentar la permanencia en la memoria del usuario y permitir la identificación de la empresa en el contexto del mercado moderno, el cual es altamente competitivo.

El diseño corporativo brinda las siguientes funciones principales:

Crear una imagen externa: Es la imagen de la marca que el público va a recordar, y la reputación de la empresa va a depender de manera directa de ella. Actualmente las marcas no promocionan solo productos o servicios, promueven también su imagen, a mejor reputación y reconocimiento, se tendrá una mayor oportunidad de crecimiento en las ventas.

Asociatividad persistente: Se trata de estar presente en la mente de los usuarios y que con solo oír un nombre o ver una imagen pueda entender que hacen referencia a la empresa. Por ejemplo, basta con que se mencionen dos letras del alfabeto para que venga a la mente y se pueda hacer la asociación con una empresa tecnológica, al igual que ver la imagen de una manzana y poder reconocer fácilmente cual es la compañía a la que se está haciendo referencia.

Destacarse de los competidores: En prácticamente todos los nichos de mercado existe un gran número de marcas que tienen la misma oferta, algunos se diferencian por la calidad de su producto o por los precios, pero en general se mantienen bajo un mismo rango estándar. Es por ello importante saber como destacar y atraer la atención de los clientes.

De manera extraoficial la identidad corporativa es denominada como el ADN de la marca. La construcción de esta marca es el resultado de la combinación de la estrategia correcta y el simbolismo corporativo. Todo ello, brinda la orientación correcta para el desarrollo de la empresa y se demuestra lo que quiere lograr en el mercado. Hay que recordar que cada decisión estratégica que se tome debe estar asociada con la identidad corporativa, de otra manera se estaría perdiendo la esencia y distorsionando la concepción que se ha ido logrando.

Elementos básicos del diseño corporativo

Cada marca posee una gran lista de atributos que se pueden considerar como parte fundamental de lo que representa, por lo cual los elementos que se relacionan a ella son un concepto global. A continuación, se enlistan algunos de los que se consideran como principales y sin los que ninguna empresa puede existir.

Nombre: Elemento de texto que en conjunto con el slogan es un reflejo conciso del propósito y los objetivos de la empresa. El nombre de la marca debe ser único, memorable, fácil de leer y sobre todo de pronunciar. Si entre los planes de la marca se encuentra la expansión hacia el mercado internacional, se debe garantizar que el nombre pueda sonar correctamente y sin ambigüedades en los idiomas principales.

Logo: Elemento gráfico principal a través del cual se crea una representación visual de la marca y con poder de atracción para el público. Este logotipo va a ser usado en todos los componentes del diseño corporativo: desde los membretes en los documentos, productos de empaque, publicidad, etc.

Esquema de colores: Diversos estudios científicos han demostrado que los colores afectan la percepción de la marca hacia los usuarios. Por lo cual, es una tarea importante elegir una combinación armoniosa de tonos que pueda traducir el mensaje principal de la empresa.

Otros elementos:  Detalles que forman el estilo, estos pueden ser los materiales promocionales, tarjetas de visita, membretes, etc. A mayor número de atributos, más alto es el nivel de la marca. La variedad de elementos realizados en un único estilo corporativo indica un alto nivel de organización y responsabilidad. Es posible realizar la promoción de la marca durante las primeras etapas de vida de la empresa con la ayuda de productos corporativos a los cuales se le aplican los elementos de la identidad corporativa.

Como conclusión sobre el tema, podemos decir que la identidad corporativa es la base para poder identificar a una empresa. A través del uso de elementos visuales reconocibles se puede lograr la permanencia en la memoria del usuario y la asociación de la marca. Esto logra contribuir y simplificar en gran medida la promoción dentro del mercado y se convierte en la base del crecimiento comercial.

Fuente: https://www.marketing-xxi.com